viernes, 5 de febrero de 2016

Ventajas de utilizar el acolchado en el Huerto. Mulching Mantillo.

Hola, saludos a todos los amantes del Huerto. En esta ocasión vamos a hablar de las ventajas de utilizar mantillo o acolchado en el Huerto.
Tenemos que decir que nosotros todavía no hemos utilizado esta técnica a gran escala, por decirlo de alguna manera,  pero sin embargo apreciamos su ventajas y beneficios que aportan a los cultivos.

Acolchado de paja
Imagen: elingenieroyelabuelo.blogspot
¿Qué es el acolchado, mulching?
El acolchado se trata de la capa superior del suelo formada por materia orgánica, aunque también existen productos artificiales, sintéticos para realizar esta tarea. Nosotros preferimos los naturales pues a la larga, además de funcionar como capa protectora se transforman en abono para nuestras plantas.

Tenemos que decir, que últimamente se ha colado en nuestro vocabulario, como viene siendo habitual, el término en inglés "mulching". No os dejéis engañar, practicar mulching no es mejor que practicar el acolchado.
La palabra "mulcher" significa en inglés triturador y la palabra "mulch" hace referencia a lo que llamamos mantillo. Esto es triturar la hierba para utilizarla como mantillo en el huerto o jardín.

Ventajas y beneficios del acolchado:

Combate las hierbas adventicias "malas hierbas". 
Al cubrir el suelo con esta capa de mantillo las semillas de las hierbas quedan privadas de la luz solar y tienen verdaderas dificultades para germinar y brotar. Esta capa superior también ayuda a que las semillas "lanzadas" por pájaros u otras plantas entren en contacto con la tierra y también tengan complicado el salir adelante.

Conservar la humedad del suelo: 
Agujas de pino para acolchado.
El mantillo superior ayuda a reducir los efectos del sol y el viento, reduciendo la evaporación producida por el calor y los rayos del sol, ofreciendo unos niveles de humedad óptimos y consistentes que ayudan a mejorar la salud de los cultivos.
Este concepto es trascendental en zonas áridas o semiáridas con problemas de abastecimiento de agua o con baja pluviometría.

Evita la erosión del terreno.
Por los mismos motivos mencionados anteriormente, también el acolchado ofrece protección contra los efectos de la lluvia y el viento, suavizando el impacto de estos elementos e impidiendo el "lavado" del suelo y parte de sus nutrientes.

Mantiene el suelo fresco.
La "sombra" que proporciona la capa protectora de mantillo ayuda a controlar las fluctuaciones de temperaturas en el interior del suelo. Proporciona una capa aislante del calor del verano y mantiene cierta frescor en el terreno.

Aporta materia orgánica y nutrientes.
Al tratarse de materia orgánica y una vez aplicado en el terreno el mantillo va descomponiendose de manera paulatina suministrando humus y nutrientes al suelo. La materia orgánica incrementa la actividad biológica y con ello el aumento de la población de microorganismos y de la fauna edafológica. Abono orgánico para nuestros cultivos.

Tipos de mantillos en el acolchado.
El compost puede ser utilizado para acolchar.

Paja:
Es uno de los materiales más empleados. Es ideal para proteger el suelo, facilita la aireación y el humedecimineto. No se compacta, se descompone lentamente y tiene una durabilidad aceptable.

Hojas secas de otoño:
Podemos utilizar las de nuestro árboles, en caso de que los tengamos o recoger las de parques o lugares públicos. Pueden ser útiles en caso de necesidad, aunque terminan por compactarse y formar una barrera que impide la entrada de agua y aire por lo que es imprescindible esponjar el mantillo de hojas para evitar su compactación.

Paja de pino:
Otra opción si tenemos al alcance el poder conseguir este material de forma gratuita. Se puede aplicar una buena capa. Funciona muy bien para impedir el crecimiento de "malas hierbas". Se descompone con facilidad a medida que lo vamos pisoteando por lo que conviene ir renovando o añadiendo más cantidad de vez en cuando.

Mantillo de hojas secas
Imagen: loselementosdeunjardin.blogspot
Hierba. Recortes de césped:
Este tipo de acolchado verde conviene aplicarlo en capas finas e ir renovandolo constantemente. Constituye un buen alimento para los cultivos.

Compost. Restos vegetales:
Este material aporta gran variedad de nutrientes al suelo y puede ser aplicado en capas más gruesas.



A tener en cuenta en el Acolchado.

  • Realizar un binado en el terreno antes de aplicar el acolchado con el fin de conseguir una tierra mullida.
  • Triturar el material si además de proteger el suelo queremos que aporte nutrientes.
  • El material seco (tipo paja) puede aplicarse en capas de 5 centímetros y conviene humedecerlo una vez aplicado de forma copiosa.
  • El suelo ha de estar libre de hierbas antes de recibir el mantillo.
  • Procurar que el mantillo no contenga semillas de hierbas adventicias y animalitos como caracoles o babosas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...