martes, 9 de enero de 2018

El oro negro para nuestro Huerto.

La verdad es que hablar de oro, seguido de la palabra negro puede resultar un tanto contradictorio, pero la verdad es que un compost casero de calidad resulta muy enriquecedor para la tierra de nuestro Huerto o jardín.

El invierno es una buena época para realizar nuestro propio compost. La mayoría de huertos permanecen en reposo y para ayudarlos a reponer nutrientes el compostaje es una buena opción, además es una alternativa excelente para reducir la basura que producimos.

Compost casero.

¿En qué consiste?

El compost es el resultado del proceso de descomposición de la materia orgánica que reunimos en una especie de pila o montón. 
Para ayudar en el proceso y acelerar el mismo, intervienen otros factores que son los que debemos controlar. Se trata de la humedad (falta o exceso) circulación de aire (volteo periódico de la pila de compost) y temperatura (ubicación, época del año, etc)

La creación de un buen compost consiste en lograr un equilibrio entre la materia verde (humedad) que añadimos y la materia marrón o seca.

Aquí os proponemos algunos ejemplos de los distintos tipos de materia que podemos aportar a la pila para mantener el equilibrio.

Restos fruta y verdura.
MATERIA VERDE: Peladuras y restos de frutas y verduras, posos de café, recortes de césped, trozos de hierbas adventicias, pulpas resultantes de exprimir zumos, estiércol de animales herbívoros, bolsitas de las infusiones.




MATERIA MARRON: Hojas secas, ramas secas
Hojas secas.
(pequeñitas o muy troceadas, papel ce cocina, periódico, serrín de madera noble (no tratada), heno y paja.








Ahora ya sabemos más o menos como compostar, pero si nos sentimos perezosos o no podemos estar demasiado pendientes de la pila de compost existen otras "ayuditas" para realizar el proceso.

Alternativas para perezosos:

Añadir lombrices (vermicompostaje) 

Humus de lombriz
Aportando un buen montón de lombrices a los residuos orgánicos nos podemos olvidar de todo el trabajo. Las lombrices no paran de "trabajar" convirtiendo toda la materia orgánica en un excelente abono. 
Esto es posible por dos motivos, en primer lugar los residuos pasan por el aparato digestivo de las lombrices transformandolos en humus y por otra parte, el mismo aparato digestivo aporta bacterias y enzimas que ayudan en el proceso.


Pon unas gallinas en tu vida:

Si tenemos la posibilidad las gallinas son otra manera de que nos hagan el "trabajo sucio" del compostaje. Se encargan de triturar todos los restos verdes y secos del jardín, aportan estiércol y además nos ofrecen huevos, ¿Quién da más?


Gallinas camperas.

Bueno, perezosos o no, debemos seguir compostando e intentando crear un buen abono. Cualquiera de estas opciones es estupenda y nos ofrece compost muy rico para nuestros huertos. Saludos y... ¡ A COMPOSTAR!



miércoles, 22 de noviembre de 2017

El Perejil en el Huerto. Propiedades y beneficios.

El perejil es una planta que prácticamente está presente en todas las cocinas y en la mayoría de estas, se utiliza para aromatizar y decorar múltiples platos. Pues bueno, la verdad es que el perejil tiene muchos beneficios y propiedades que deberíamos tener en cuenta y no solo utilizarlo como decoración.



- Acerca del Perejil.

Perejil (petroselinum sativum) En su variedad más común se trata de una planta muy rústica que crece en cualquier parte, en nuestro huerto ha brotado entre las piedras y el hormigón. De hecho, su nombre proviene del griego petrol (roca o piedra) ya que crece bien en terrenos rocosos.
Es una planta vigorosa y con gran cantidad de tallos y hojas de un verde intenso.

Se trata de una planta umbelífera o apiácea de la familia de las zanahorias, apio, hinojo, chirivía, comino, entre otras.



-Siembra del perejil.

Nosotros echamos un sobre de semillas en algunas jardineras que tenemos en el huerto. La germinación es lenta y dificultosa, pero una vez echa adelante se propaga por si mismo y suele brotar todos los años. Por lo menos a nosotros no nos ha fallado y todas las temporadas disfrutamos de perejil.

- Cuidados del Perejil.

Al tratarse de una planta tan rústica prácticamente te puedes olvidar de ella y preocuparte solo de su recolección. No es muy exigente en cuanto a riegos se refiere pero como la mayoría de plantas agradece cierta humedad en el terreno, es decir que podemos regar de vez en cuando si la lluvia no acompaña.

- Recolección.

A la hora de recoger el perejil nos podemos ayudar de una tijeras e ir retirando los tallos de fuera hacia adentro de la planta, de esta manera los tallos jóvenes se beneficiarán de la retirada de los tallos maduros exteriores y favorecerá su desarrollo.

Propiedades y Beneficios.

  • Al tratase de una planta con propiedades diuréticas es muy recomendable para ayudar a limpiar los riñones, estimula la función renal y la eliminación de líquidos del organismo.
  • Entre los beneficios nutricionales podemos destacar que 100 gramos de perejil se estima que aporta unos alrededor de 133 mg de vitamina C solo 1 gramo de grasa y apenas 36 calorías.
  • Al ser rico en calcio, entre otros minerales, ayuda a combatir la osteoporosis.
  • También nos ayuda en la digestión y el tránsito intestinal.
Como podéis ver, el perejil, es una estupenda planta fácil de cultivar en nuestro huerto o jardín.
Aquí os dejamos la versión en vídeo. Saludos y muchas gracias por la visita.


martes, 12 de septiembre de 2017

10 Consejos sobre árboles frutales.

A todos nos gusta disfrutar del sabor de una buena manzana o incorporar a nuestros cócteles un buen trozo de limón, además, mucho mejor su esas frutas son de nuestra propia cosecha frescas y recién recolectadas.
En un principio puede parecer costoso y difícil, pero puede no ser así y para que no resulte frustrante aquí os dejamos unos consejos con los que poder iniciar el cultivo de árboles frutales.



1- Espacio.
El espacio es esencial para el buen desarrollo y crecimiento de los árboles. Todo dependerá del tipo de árbol pero a partir de 4 metros de distancia entre ellos es una buena medida.

2- Polinización.
Algunas variedades son autopolinizantes, sin embargo, otras requieren de la intervención de otros factores como el viento , las abejas, mariposas u otros insectos para poder polinizar. Estos datos son importantes a la hora de adquirir los ejemplares en los viveros, merece la pena informarse en el establecimiento.

3- Clima.
Algunos frutales es mejor plantarlos en primavera, mientras que otros prefieren ser plantados a finales de verano o principios de otoño. Conocer estos datos nos ayuda a ganar tiempo en el crecimiento de los árboles.

4- El Hoyo.
Un buen agujero para recibir el frutal es parte importante en la plantación. El agujero debe ser lo suficiente grande para albergar las raíces sin que se doblen o se rompan, además es aconsejable que la profundidad cubra por lo menos todo el sistema radicular.

5- Soltar la tierra.
Al igual que un buen hoyo, es conveniente soltar la tierra alrededor del agujero o lo que es lo mismo cavar más profundo y más ancho de lo necesario para facilitar el trabajo a las raíces, sobre todo en los primeros días y semanas. Este paso suele estar olvidado la mayoría de veces cuando plantamos un árbol y sin embargo ayuda mucho en su crecimiento.

6- El tutor.
La verdad es que este es un buen nombre para denominar al palo u otro elemento que se coloca al lado del tronco del árbol recién plantado para guiarlo en su crecimiento.
No todos los árboles necesitan ser tutorados pero nunca está demás. El tutor puede salvar al arbolito en un día de tormenta con fuerte viento.
Hay que mantener la estaca a una distancia razonable y sujetarla al tronco con sujeciones apropiadas que no dañen la corteza.

7- La plantación.
Llega la hora de plantar el árbol. Extender las raíces acomodándolas en el hoyo con cuidado de no dañarlas a la hora de compactar la tierra. Luego cubrir el resto de las raíces con la tierra previamente extraída o podemos aprovechar para añadir un poco de sustrato.

8- La Tierra.
 Cada frutal necesita unas necesidades de suelo. Podemos aprovechar para informarnos de nuestro tipo de suelo y agregar algún tipo de sustancia en caso necesario. Por ejemplo arena en caso de que nuestro suelo sea muy arcilloso. La arena ayuda a soltar el suelo y al drenaje.

9- El riego.
Al igual que para nosotros, para los árboles, el agua, es parte fundamental y necesaria en su vida.
Debemos tener cuidado con el riego durante las primeras semanas, ya que no nos debemos descuidar pero tampoco exceder.

10- Plagas y enfermedades.
Otra vez la zona donde vivimos nos puede dar muchas pistas sobre las posibles plagas y enfermedades que pueden afectar a los frutales. El trabajo de prevención es el más aconsejable para mantener unos árboles en buena forma.

Si lo prefieres puedes ver la versión en vídeo. Saludos y muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...