lunes, 8 de diciembre de 2014

Primeros limones en el huerto.

Me encanta disfrutar de un delicioso y refrescante granizado de limón natural sobre todo en épocas de calor. Tengo que decir que también, muy de vez en cuando, echar unas rodajas y exprimir un trozo de limón dentro de una bebida "espiritual" son algunas de las razones por las que decidí plantar un limonero en el huerto, además, también, para poder disfrutar de sus aromas y su compañía a lo largo del tiempo.
Hay que tener en cuenta que el limonero no soporta demasiado bien las fuertes heladas o si son muy prolongadas en el tiempo, por lo que conviene, al menos durante los primeros años de vida, protegerlo con telas térmicas. Estos tejidos son relativamente fáciles de conseguir hoy en día, en viveros, tiendas de jardinería o centros especializados.

Este ejemplar de limonero es de una variedad llamada verna. Es una variedad que produce frutos a lo largo de todo el año. Si no recuerdo mal, creo que nuestro limonero cuenta con 4 años de edad más un año o año y pico que tenía cuando lo compré en el vivero, por lo tanto tiene alrededor de 5 años.
Ha sufrido el rigor de un par de inviernos duros pero ha logrado salir adelante y estos son los primeros frutos que nos ofrece, amargos y ricos...ummmmmm!!!!

Limonero verna
Limonero en huerto casero.
La verdad es que hace falta meterle mano en lo que se refiere a la poda, pero no lo haremos hasta pasado el riesgo de heladas, para no dejarlo muy descubierto y que se proteja él mismo.

Flor del limonero
Como es una variedad que produce durante práticamente todo el año, en el árbol podemos encontrar al mismo tiempo, limones desarrollados o a punto de recolección, flores y limones pequeñitos que van creciendo...

Limones en desarrollo
Los primeros limones.
Hojas afectadas en el limonero.
Parece que hay hojas afectadas por el minador de los cítricos. Este bichito ataca a las hojas tiernas aunque tampoco hace ascos a las partes leñosas y a los frutos, faltaría más. Como decíamos el animalito en cuestión ataca a la parte exterior de las hojas (cutícula, capa fina que recubre hojas) y la rompe, esto provoca que las hojas pierdan humedad se acaban enrollando sobre sí mismas, se secan y se rompen.

Las imágenes de abajo pertenecen a un par de naranjos en flor que florecieron bien entrado el otoño, ya que las temperaturas hicieron creer a las plantas que llegaba la primavera...

Naranjo en flor
Flor de azahar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...