domingo, 30 de noviembre de 2014

Cultivar piña, ananás, en casa.

Me encanta la piña, ya me gustaría poder cultivarla en el huerto casero, pero debido al clima me temo que no puede ser. Sin embargo, siempre podemos probar a cultivarla en casa, en macetas, donde podemos controlar mejor su temperatura para que puedan desarrollarse de forma óptima.

La piña (ananas comosus) es una fuente de fibra, contiene mucha agua y es una fruta poco calórica por lo que ayuda al control del aporte de calorías en las dietas que podamos llevar a cabo. Por su parte, la fibra ayuda a regular el transito intestinal para que no estemos estreñidos. Una ración estándar de piña (200 gramos) contiene alrededor de 3 gramos de fibra.

Pues bien para lograr cultivar nuestra propia piña en casa podemos seguir los siguientes consejos.
Tengo que decir que todavía no he probado suerte, tal vez este año, está riquísima...

Las plantas de la piña se pueden multiplicar de manera relativamente fácil a partir de la corona de la fruta, existen otras formas pero esta puede ser la más idónea para cultivar en casa en macetas. Además es barato y purifica el aire puesto que la debemos cultivar dentro de casa ya que es una planta tropical que no tolera el frío y mucho menos las heladas.

Paso 1: Cortamos la corona de la piña y guardamos el resto en el frigorífico para consumirla cuando nos apetezca.

Paso 2: Una vez cortada la corona pelamos un poco la corteza, retirando la parte exterior y sumergimos la parte del tronco en agua. Hay que esperar a que le salgan las raíces (Varios días). Es aconsejable cambiar el agua cada día para renovar sus nutrientes.


Paso 3: Una vez que tenemos las raíces la pasamos a una maceta. La maceta se prepara con dos partes de tierra fértil, es decir, un buen sustrato de cultivo y una parte de arena blanca. Es conveniente añadir algunas piedras pequeñas en la mezcla para obtener un buen drenaje ya que a esta planta no le favorece la excesiva humedad.


La maceta no tiene porque ser muy grande pero si es adecuado que sea alta, puesto que algunas de las raíces de la planta suelen ser largas.
La planta necesita luz y cierta humedad, se deberá colocar cerca de una ventana y regar de forma moderada. Si disponemos de invernadero ideal para la planta si no siempre se le puede improvisar uno con unos plásticos alrededor pero teniendo en cuenta que debe circular el aire.



Cuando la planta comience a dar hojas nuevas quiere decir que se desarrolla de manera adecuada. Al año se deberá colocar en una maceta un poco más grande y procurar que la temperatura no baje de los 15º C. Entre 15-24 meses se podrán cosechar sus sabrosos frutos mientras tanto es una bonita planta decorativa y ayuda a purificar el aire de la casa.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...