lunes, 6 de abril de 2015

Poda del cerezo en huerto casero.

El cerezo es un árbol que no le gusta demasiado que lo poden, por eso conviene realizar los menos cortes posibles.
Cerezo en huerto.
Una vez hemos plantado el cerezo, si no viene ya formado de los viveros, debemos decidir a que altura despuntamos la rama principal para que surjan otras secundarias y vaya tomando forma.
Normalmente se puede cortar desde los 30-40 cm para árboles dedicados a la producción. Si se trata de un árbol aislado, como es nuestro caso, podemos darle un poco más de altura a esa rama principal, 50-60 cm puede estar bien.

¿Cuando podar?
En el cerezo las heridas de poda no cicatrizan durante la parada invernal, por lo que es conveniente realizar una poda en verde, es decir, cuando se encuentra activo y la savia circula por todo el árbol.
Una de las épocas más idóneas para efectuar la poda es cuando hemos recolectado todos sus frutos, normalmente entre los meses de septiembre y octubre.

¿Qué ramas eliminar?
En la poda no hay un criterio fijo que garantice el éxito ni un esquema fijo que podamos consultar al pie de la letra.
Dependerá del tipo de poda que estemos llevando a cabo en cada temporada, es decir, si se trata de poda de formación, se irán eliminando las ramas necesarias para orientar y dirigir el árbol a la forma que queramos, forma de pirámide, forma de vaso, forma de volumen o, porque no estilo libre. Si se trata de una poda de producción hay que tratar de mantener el árbol en buen estado de salud y bien compensado. Si se trata de una poda de renovación hay que eliminar ramas gruesas ya agotadas para dar paso a otras jóvenes vigorosas.
Sin embargo, existen unas normas generales, si se puede decir así, a la hora de podar la mayoría de árboles una vez ya están formados. Se trata de una poda de limpieza, donde cortaremos las ramas secas, en mal estado o enfermas, las que se encuentren entrecruzadas con otras y como no, los famosos "chupones"  para que no absorban los nutrientes  que tienen que repartirse por el resto del árbol.


Flor cerezo.
Formaciones vegetativas.
Dentro de los distintos ramos (formaciones de menos de un año) que desarrolla el cerezo nos podemos encontrar con:
-Chifonas: ramos cortos y delgados (8-20 cm) donde la yema terminal es de madera y las laterales son de flor.
-Ramillete de mayo: ramos muy cortos (4-10 cm) con todas las yemas en flor menos la terminal. Estas formaciones son de las más interesantes ya que soportarán la mayor parte de la cosecha y nos ofrecerán cerezas durante varias temporadas.


Ramillete de mayo.
Tanto la chifona como el ramillete de mayo tienen un tamaño parecido que pueden llegar a confundirse, por lo menos es lo que me pasa a mí intentando distinguir estas formaciones y también a la hora de distinguir las yemas de madera de las de flor, unas más puntiagudas y otras (las de flor) más redondeadas o globosas.
-Ramos mixtos: Son más largos que los anteriores y como su nombre indica combina tanto yemas de madera como de flor.


Nuestro cerezo es relativamente joven, creo recordar que tiene alrededor de 4 años. En él se pueden apreciar dos ramas principales que surgen del tronco a una altura de entre 30 y 40 cm. De estas dos ramas ya han crecido otras secundarias con las que procuraremos dirigir y oriental el árbol en la forma deseada, la llamada forma de vaso o copa baja.


Como ya he comentado estoy intentando aprender a diferenciar las yemas de madera de las de flor. Según parece las de madera son más pequeñas y parecen puntas de lanza, mientras que las de flor son un poco más grande y globosas, como es normal, ya que albergan una flor que que quiere florecer...

Con lo que respecta a la poda de nuestro cerezo, este año no vamos a cortar ninguna rama salvo una que ha crecido de manera desproporcionada y que descompensa la copa del árbol, debe de tratarse de un chupón, al menos las características son muy parecidas.

Yemas de madera.
Yemas de flor.
Hasta pronto y suerte con la poda...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...