sábado, 8 de noviembre de 2014

Mis tomateras afectadas por el mildiu. Ataque de hongos.

Este pasado verano mis tomateras sufrieron un ataque de hongos, posiblemente el causante del mildiu, es decir, el "Phytophthora infestans"
Al final, las tomateras fueron derrotadas por el hongo y opté por arrancarlas de la tierra y quemarlas para eliminar en la medida de o posible la mayor parte de hongos.


Este hongo afecta a las tomateras en cualquier etapa de desarrollo y suele aparecer en las partes aéreas de la planta. Las condiciones en las que acostumbra a aparecer son bajo una alta humedad relativa y unas temperaturas entre los 10º y los 25ºC. El hongo se propaga, entre otros medios mediante el riego por aspersión, por lo que si se puede cambiar al riego localizado por goteo, mucho mejor. Además ahorraremos agua.

Como más vale prevenir que curar, conviene mantener las plantas bien aireadas, es decir ir retirando las hojas bajas según se vayan deteriorando, procurar plantarlas no muy juntas y en lugar soleado.
La primera reacción debe ser eliminar las hojas afectadas y retirarlas lejos de las tomateras para evitar contagios a las partes sanas.
Si la enfermedad está demasiado avanzada y afecta al tallo y frutos, es preferible sopesar la alternativa de arrancar y colocar plantas nuevas, siempre y cuando tengan tiempo para desarrollar.
Si no te importa fumigar las plantas con productos fitosanitarios suele ser efectivo prevenir con azufre o cobre y con el llamado caldo bordelés.
También se pueden utilizar métodos de prevención más naturales como el purín de ortigas o leche diluida en agua (1 parte de leche por 10 de agua), un preparado de manzanilla; primero se prepara la infusión (50 gramos de flores por 1 litro de agua) y la infusión se pulveriza sobre las plantas mezclada con agua (1 parte de infusión por 9 partes de agua).
El ajo también puede funcionar como repelente contra los hongos en general, bacterias y pulgones. Primero se prepara una infusión de 50 gramos de dientes de ajos por un litro de agua, una vez preparada está lista para pulverizar en proporciones 1 parte de infusión de ajo por 4 partes de agua.
Nosotros , como comento en el video que hay más abajo, queremos conseguir los tomates de la manera más natural posible, por lo que en esta ocasión solo vamos a regar los tomates con el caldo de ortigas.


 El mildiu es un enemigo duro de combatir ya que sobrevive a los inviernos en una estructura llamada oospora y cuando la temperatura empieza a ser agradable y sube alrededor de los 12º comienza a despertar de su letargo y se pone en funcionamiento, es decir, a fastidiar nuestros cultivos. Detiene su actividad con temperaturas superiores a 35º. Esto no quiere decir que desaparezca, ya nos gustaría, si no que vuelve a esperar el momento más adecuado para atacar.
Uno de los principales síntomas por los cuales podemos identificar el mildiu es la aparición  en las hojas y tallos de manchas marrones o un polvo parecido a la ceniza.

En el tomate, los primeros síntomas, suelen ser la aparición de manchas verdes claras u oscuras volviéndose necróticas (que produce la muerte de los tejidos) cuando la enfermedad está más avanzada. En los tomates aparecen manchas de color marrón en la superficie, suele atacar a los frutos maduros.

Otros tratamientos naturales para combatir el mildiu pueden ser:


Manzanilla
El preparado de manzanilla pulverizado sobre la planta además de ser un refuerzo general protege específicamente contra el Mildiu. La infusión se prepara con 50 gramos de flores por cada litro de agua y la dilución a pulverizar será de 1 litro de infusión y 9 litros de agua.
Cola de caballo

El preparado de cola de caballo es un preventivo muy eficaz. Se prepara mediante decocción, se ponen en remojo 20 gramos de planta seca por litro de agua con 5-10 gramos de silicato de sosa durante un día. Después se hierve durante 20 minutos y se cuela. Se pulveriza la disolución de una parte del preparado en 9 partes de agua. Conviene aplicar el tratamiento a pleno sol.




Echando un vistazo por la red para ver los métodos de prevención, ya que una vez instalado el hongo es difícil desprenderse de él, uno de los consejos es el de plantar variedades resistentes a la enfermedad. Tengo que preguntar en la próxima visita a los viveros si disponen de este tipo de plantas a ver hasta que punto son "resistentes"

Hojas manchadas en la tomatera.
Por otra parte, todos los que hemos cultivado tomates alguna vez, nos hemos encontrado con el efecto "rollo de hoja". Las hojas se envuelven sobre sí mismas. Este fenómeno no tiene porque afectar en nada en la cantidad y en la calidad de los tomates.
Las hojas se suelen enrollar por las diferencias de temperatura que existen entre el día y la noche, por lo que suele ser un fenómeno bastante frecuente en la mayoría de las plantas de tomate.

Tomatera con "rollo de hoja"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...