viernes, 20 de mayo de 2016

Semilleros para el Huerto familiar.

Hola. ¿Habéis empezado con el Huerto? ¿Cómo va todo? 


A la hora de comenzar con el Huerto desde cero y germinar nuestras propias semillas nos podemos servir tanto de semilleros caseros a partir de algunos tipos de envases o contenedores que utilizamos en nuestra vida cotidiana, como pueden ser los envases de yogourt, o de semilleros de los que podemos encontrar en viveros o tiendas especializadas.

Nosotros hemos utilizado las dos versiones. Esta ha sido nuestra primera experiencia con semillas, algunas propias, como las que nos regaló José Miguel (gracias :)  de zapallitos y de melón amarillo. Otras las hemos comprado; semillas de menta, albahaca y tomate "purple calabash"
Como hemos comentado hemos utilizado las dos versiones de semilleros, contenedores caseros (envases de yogourt ) y semilleros comprados.

Envases caseros para semilleros.
Las semillas de melón y las de zapallito las hemos sembrado en semilleros de corcho o poliespan, semillero reutilizado de los viveros, y en algunos envases de yogurt.

Semillas de melón y zapallito.
Semilleros para nuestras semillas.
Como ya hemos comentado cualquier envase que tenga drenaje por la parte inferior (si no lo tiene hay que hacer agujeros) nos puede servir: macetas, vasos plástico, envases varios de productos de alimentos, cilindro de papel higiénico o papel de cocina, papel de periódico, envases donde van colocados los huevos, etc.


Alveolos de semillero de corcho rellenos de sustrato.
El sustrato.
Sin duda es mucho más importante el contenido que el contenedor. Un buen sustrato que drene bien, pero a su vez retenga la humedad es ideal para los semilleros.
Nosotros hemos elaborado un sustrato a base de compost, estiércol, un poco de cenizas y tierra del Huerto.

En el semillero verde de compra hemos utilizado un sustrato de la tienda a base de humus de lombriz, fibra de coco y perlita.


Semillas de melón amarillo.
Semillas de zapallito.
Sustrato con humus, fibra de coco y perlita.
Preparar el semillero.
A la hora de rellenar los semilleros, si se tratan de semilleros con muchos alveolos, vertemos una buena cantidad de sustrato encima y con las manos lo vamos repartiendo por todos los agujeros.

Antes de colocar las semillas podemos prensar con el dedo, de manera suave, el sustrato. De esta manera dejaremos un poco de hueco para albergar la semilla, luego cubrimos con más sustrato, para ello repetimos la operación anterior o podemos ir echando pellizcos de sustrato por encima de cada alveolo.

Las semillas de melón y zapallito son nuestras y las hemos sembrado en el semillero de corcho y en los envases de yogurt junto con el sustrato que hemos elaborado.
Las semillas de hierbabuena, albahaca y tomate "purple" las hemos sembrado en el semillero de compra con el sustrato que adquirimos en la tienda.


Semillas de melón y zapallito sembradas en semillero de corcho.
Semillas de menta, albahaca y tomate.
Necesidades de las semillas.
La mayoría de semillas necesitan agua, luz, aire y temperatura para germinar. Por eso, si las temperaturas son bajas tendremos que mantener el semillero a buen recaudo hasta que se suavicen, es decir mantenerlas en el interior de la casa o cubiertas con plástico.

Agua
El agua hace que la semilla se empape, se vaya hinchando y acabe por romper la "cáscara" por lo tanto debemos mantener una humedad suficiente y continua.

Temperatura
Lógicamente cada tipo de semilla puede tener unas necesidades de temperatura para germinar. Lo normal es que a temperaturas bajas el proceso se ralentice o no se lleve a cabo, lo ideal es mantenerlas a una temperatura entre los 20-30 grados. Esto para la mayoría de semillas.

Luz
La luz estimula a las semillas, les indica que es la hora de salir al exterior. Como norma general necesitan recibir buena cantidad de luz. Podemos colocar los semilleros al lado de las ventanas en caso de tener que sembrar en el interior de casa.

Aire.
El Oxígeno, como no puede ser de otra manera, también es necesario para que las semillas germinen con éxito por lo que no es conveniente enterrar la semilla demasiado profundo y evitar los encharcamientos del agua. Esta labor la lleva a cabo un buen sustrato, es decir, un sustrato que mantenga la humedad y drene con facilidad permitiendo la entrada de oxígeno.


Tapadera de plástico para cubrir semillero.
Bueno, como podéis ver, todo es empezar. Las semillas son muy agradecidas y con pocos cuidados la mayoría germinan. Animaros a sembrar vuestras propias semillas para disfrutar del Huerto y sus frutos.

Semillero ideal para Huertos urbanos.
Por otra parte, también queríamos comentar lo practico de este semillero de plástico de color verde que cuenta con 27 alveolos una bandeja que recoge el agua sobrante que luego puede ser absorbida por el sustrato y una tapadera de plástico para cubrir las semillas y mantener la temperatura interior.
Al ser un modelo alargado es ideal para Huertos urbanos donde el espacio es limitado, ya que se puede colocar en el alféizar de la ventana hasta que las plántulas se puedan pasar a las macetas.

Semillero en el alféizar de la ventana.
A continuación os dejamos con el vídeo sobre el proceso de sembrado de las distintas semillas que hemos colocado en los semilleros para nuestro Huerto:



Al cabo de 2 semanas, más o menos, este es el resultado gratificante de ver germinadas las semillas.
Saludos y hasta la próxima.

Semilla germinada en envase de yogurt.
Semillas a punto de erguirse.
Semilla germinada en semillero de corcho
Semillas de hierbabuena-menta germinadas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...