viernes, 3 de octubre de 2014

El huerto casero en otoño.

Parece que estamos volviendo a practicas sanas como en épocas pasadas, es decir, estamos volviendo a cultivar la tierra en pequeñas parcelas, huertos caseros, jardines interiores e incluso en cualquier lugar donde una planta pueda recibir el sol necesario para su desarrollo, para abastecernos a nosotros mismos y a los que nos rodean, ya que muy a menudo producimos excedentes en el huerto.

En tiempos pasados, además del huerto, también se solía contar con las gallinas de corral y algún que otro animal de mayor tamaño, como cerdos, ovejas o vacas. Contar con algunos de estos animales hoy en día es más complicado ya que requiere de mayor compromiso y responsabilidad.

Nuestro huerto, con verduras de verano, ya está acusando los efectos del otoño y la llegada de lluvias y bajada de temperaturas, sin embargo seguimos disfrutando de la salida de algunos frutos, como estos limones de una variedad de limonero que se supone debe de producir durante todas las épocas del año...

Flor de limonero lista para abrir.
Por su parte las verduras, como las berenjenas y los pimientos siguen produciendo frutos, aunque cada vez menos y de menor calidad visual. Siguen estando buenísimos al paladar.


Pimientos para freir.

Los calabacines continúan floreciendo y dando frutos, pese que muy pocos (prácticamente ninguno) llega a madurar de manera satisfactoria. Las plantas ya están muy afectadas debido a un ataque de hongos que deja las hojas como encenizadas (creo que es oidio)


Por su parte el naranjo de variedad navelino sigue con su desarrollo.
Hasta la próxima.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...