viernes, 10 de octubre de 2014

Cultivar habas en el huerto casero. Sembrar.

Tras haber seleccionado las mejores habas, se pueden ir reservando vainas durante todo el periodo de recolección, y tras ponerlas a secar, se extraen las habas del interior completamente secas y listas para guardar y sembrar cuando el tiempo lo pida.

Hoy 10 de octubre, hemos sembrado las habas. Previamente se han colocado a remojo la noche interior para que vayan tomando humedad y facilitar su germinación.
Para ello, las colocamos en una bolsa de red para que se empapen y no se escapen...


Las hemos puesto en una bolsa de plástico para su traslado al huerto. Los restos oscuros que se ven en la imagen, son restos vegetales de la planta de las habas.


Este es el aspecto que presentan, arrugadas y humedad después del baño de agua nocturno.
La tierra donde vamos a sembrar las habas está bastante húmeda debido a las últimas lluvias, por lo que no es imprescindible poner las habas a remojo, aunque se supone que al estar en remojo aumenta la velocidad de nascencia de las semillas.
Las habas no son muy exigentes en cuanto a suelo se refiere y se suelen sembrar entre agosto y noviembre (hemisferio norte) porque toleran bien los fríos invernales. Además es una buena opción después de haber retirado toda la verdura de verano.

Las habas son un excelente abono verde (cultivos implantados con la finalidad de incorporar su biomasa al suelo de la parcela en la que se ha desarrollado) es decir, ayuda a enriquecer la tierra de una manera natural que es lo que nos interesa.
Los abonos verdes, entre los que se encuentran las habas, son parte de una práctica muy antigua en la agricultura del mediterráneo. Se sabe que habas y lupinos eran usados por los griegos 300 años antes de Cristo.


Habas remojadas para sembrar.
Pues bueno, llega la hora de sembrar las habas. Para ello atamos el extremo de una cuerda a una varilla clavada al suelo y la llevamos hasta el orto lado del surco, para llevar una guía más o menos recta, tampoco es cuestión de utilizar un láser para sacar la línea.

Cuerda-guía para los surcos.
Aquí podemos ver la cuerda totalmente extendida a lo largo del bancal lista para servirnos de guía.


Colocamos las habas en un cesto que nos colocaremos a la altura de la cintura y con una mano cogemos una pequeña azada para hacer los hoyos y con la otra vamos echando las semillas dentro.
Los hoyos entre sí pueden estar separados por 30 o 40 cm. La distancia entre hileras que sea por lo menos de 50 centímetros.

El capazo de siembra.
Con un par de golpes, incluso con uno hacemos el agujero, no conviene que sea demasiado profundo, unos pocos centímetros bastarán 4,5 o 6 puede ser suficiente, colocamos las semillas dentro, en nuestro caso echamos 4 (2 o 3 puede valer) y cubrimos con la misma tierra que hemos cavado.
No conviene aplastar la tierra encima de las semillas, mejor que quede suelta, conforme la echamos encima.


Sembrando habas.


Bueno, ya tenemos las dos hileras de habas sembradas, ahora solo toca esperar y con un poco des suerte en pocos días empezarán a asomar las primeras plantitas de habas...



En el mismo bancal, en un rinconcito, estamos "criando" alrededor de 70 olivos para ver si los podemos plantar de forma definitiva en un bancal que tenemos parado.
Estos olivos los hemos conseguido a partir de los rebrotes que salen desde la base de los olivos adultos.
Hasta pronto. Saludos.

Olivos listos para transplantar.
Olivos obtenidos de la base del tronco principal.
Como podéis ver las habas han comenzado a  asomar de entre la tierra. Estas fotos están tomadas 5 días después de la siembra. A continuación se llevaron un abundante riego para que no paren de crecer...

Las habas empiezan a salir.

sembrar habas
Habas asomando en la tierra.
Las siguientes fotografías son del 22 de noviembre. Las habas siguen su crecimiento, brotaron prácticamente todas las semillas....

Habas en el huerto casero.
En algunas hojas se pueden apreciar como puntitos negros tanto en el anverso como en el reverso. Puede que sea pulgón aunque no se aprecian....

Puntos negros en las hojas de haba.
Habas en desarrollo.
22 de febrero...

Aunque todavía existe un cierto riesgo de alguna helada aislada, a fecha de hoy las habas están bastante bien, han superado los últimos fríos y comienzan a florecer...esto promete...

A partir de la floración y hasta el cuajado de las vainas son especialmente sensibles a la falta de agua, aunque hay que tener cuidado con los encharcamientos.


Habas floridas
Flor de las habas.

Flor de habas

Habas del huerto, (22 febrero)
1 de abril...
Las haberas alcanzan casi el metro de altura, las primeras habas tiernas tiernas, están apareciendo.
Hemos echado un vistazo y de momento no aparece el temido pulgón, quizá sea hora de hacer un tratamiento preventivo a base de purin de ortigas.

Haberas en el huerto.
Las haberas están enormes.
Las primeras habas.


Habas con pocos días de vida.
Flores tranformandose en habas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...