viernes, 3 de octubre de 2014

Abono natural y repelente contra caracoles.

Aprovechar algunos de los deshechos orgánicos que producimos en nuestra cocinas puede ser muy útil para nuestro huerto casero, además al mismo tiempo que enriquecemos la tierra y ayudamos a las plantas a nutrirse estamos reciclando parte de la basura generada en casa.

Uno de estos "restos" son las cáscaras de los huevos tan comunes en la mayoría de nuestros hogares, las cascaras de huevo aportan a la tierra calcio y fósforo entre otras cosas.
Para ello es conveniente aplastar y machacar las cáscaras para facilitar la absorción de nutrientes por parte de la tierra. Las podemos triturar, o bien con nuestra propias manos, colocándolas dentro de una bolsa de plástico, o bien ayudándonos de un mortero de esos de machacar ajos, o de algún artefacto electrónico para triturar alimentos.




Conforme se van recogiendo las cáscaras conviene limpiarlas bien en agua para eliminar restos de clara y así evitar malos olores y dejar secar durante unos días para facilitar el triturado. Cuanto más secas estén más fácil se machacan. Hay gente que incluso hace harina de las cáscaras de huevo, esto acelera y facilita la absorción de nutrientes en el suelo.



Una vez hemos desmenuzado las cáscaras, ya están listas para echarlas en tierra directamente alrededor de nuestras plantas o bien mezcladas con el compost casero o con los posos de café. 

Por otra parte además de abonar la tierra con las cáscaras aportando calcio, magnesio y potasio, también nos pueden servir para proteger nuestras plantas de caracoles, babosas y gusanos. Para ello esparciremos las cáscaras machacadas alrededor de las plantas que queramos proteger. Los trozos del huevo forman una barrera defensiva que a los animalitos como los caracoles no les gusta nada atravesar. Las cáscaras machacadas son  como cuchillos afilados para los cuerpos de los caracoles, se pegan a ellos si pasan por encima y acaban desistiendo y dan media vuelta.


Si no te gusta ver las cáscaras de huevo esparcidas por el huerto o no te gusta hacer daño a los caracoles, existe la opción de poner a macerar con agua algunas cáscaras (4/5) de huevo durante 24 horas en un litro de agua. Esta solución estará lista para aplicar en el riego de las plantas como fertilizante líquido.


A continuación podéis ver el video sobre el triturado y la aplicación de las cáscaras de huevo en el huerto casero:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...